SEGUNDO FOTÓGRAFO | MADRID

Corporativo Pablo Tribello Fotografo
Corporativo Pablo Tribello Fotografo
Eventos Pablo Tribello Fotografo
Corporativo Pablo Tribello Fotografo
Corporativo Pablo Tribello Fotografo
Eventos Pablo Tribello Fotografo
Eventos Pablo Tribello Fotografo
Eventos Pablo Tribello Fotografo
Eventos Pablo Tribello Fotografo
Corporativo Fotografo Pablo Tribello
Bodas Pablo Tribello Fotografo
FuentePizarro Pablo Tribello Fotografo fotografia profesional publicitaria corporativa

Siempre me ha gustado enseñar mi trabajo como segundo fotógrafo, previo a establecerme por mi cuenta, porque es una muestra del valor que se puede aportar desde la perseverancia a un trabajo colectivo a través de tu propio criterio.

“En 1988 su hija nació muy prematuramente y pasó tres meses en la incubadora. Para salvar la imposición de verla de lejos a través de un cristal que daba a un bosque de incubadoras y para que la viera la madre de la criatura, que no podía salir de la cama, el padre dio una cámara a una enfermera y le pidió que fotografiara a la niña. Cumplida la misión, corrió al laboratorio, reveló las fotos y las llevó al hospital. Es comprensible la emoción de los padres: por primera vez veían a su bebé de cerca. Templada la excitación, una pregunta asaltó a Fontcuberta: ¿y si la enfermera se hubiera confundido de incubadora? Respuesta: se hubieran emocionado igual. Lo que los padres proyectaban sobre aquellas imágenes estaba por encima de la veracidad de la prueba.” 

Javier Rodríguez Marcos para El País, sobre “El beso de Judas” de Joan Fontcuberta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *